¡Hola viajera! Hoy te traigo un tema que hacía tiempo que tenía ganas de reflejar de algún modo en el blog: el turismo responsable. Para ello, me he entrevistado con Paula Trujillo, al mando del blog Con Pintas de Turista. Hace relativamente poco tiempo que me topé con ella en instagram y desde el primer momento sus publicaciones llamaron mi atención.

Con pintas de turista: el origen

Ester: ¿Cómo nace tu blog, «Con pintas de turista»?

Paula: Nace de una necesidad personal, no sólo de una persona que ama viajar, sino que además busca en su vida las decisiones más consciences y responsables con el medio. De esta búsqueda personal surgió la idea de crear un blog del que ir aprendiendo y al mismo tiempo compartir estos conocimientos con una comunidad interesada en la misma causa.

Estudié Turismo en la universidad y una de las cosas que mas llamó mi atención fueron las asignaturas que hablaban del impacto negativo del turismo en el destino y todo lo que provoca esta actividad cuando está mal gestionada.

El objetivo final de este blog es crear una comunidad de viajeros con los mismos intereses que puedan aportar ideas desde la reflexión. Conseguir un bienestar común y personal desde la práctica global del turismo. Ahora más que nunca, con un planeta que pide un cambio a gritos, vi la oportunidad de hacer mi aportación y aquí estoy.

La misión de Con Pintas de Turista

Ester: ¿Qué pretendes transmitir con el blog?

Paula: Quiero hacer reflexionar. Guiar a las personas para que piensen sobre la forma de viaje que suelen practicar y orientarles hacia cómo implementar prácticas más responsables. No quiero sonar como un blog de viajes, sino de reflexión hacia un turismo regenerativo y de bienestar común.

Con Pintas de Turista ofrece reflexión en los distintos tipos de turismo y las motivaciones con que se practican, siempre dando voz a la cara oculta o menos conocida de la que suelen derivar los impactos negativos de la actividad. El volunturismo, por ejemplo, fue un artículo que me tocó de lleno. Siempre he estado interesada en realizar un viaje de voluntariado pero nunca había llegado a profundizar en lo que realmente genera el comercio de esta práctica mal gestionada.

Actualmente estoy creando una guía en Instagram sobre cómo conectar con el destino desde el momento en el que llegas. No son las pautas típicas, sino sensaciones que nacen de mi experiencia, de cómo yo siento en mis viajes. Creo que desde la confianza, el cariño y el sentimiento de acogida en el destino es mucho más fácil ser responsable y llevar a cabo un estilo de viaje que no sea nocivo.

«Es importante recalcar que «Con Pintas de Turista» no es un proyecto unilateral en el comparto únicamente mi forma de entender el mundo. La intención es generar una colaboración de toda la comunidad y con el fin de compartir distintos puntos de vista. Que no sólo sea válida mi opinión, sino que exista un intercambio proactivo de ideas y conocimiento».

Quiero aportar luz, llamar la atención de aquellas mentes curiosas que se atreven a cuestionar lo que hacemos cuando viajamos. En un sector tan importante como el turismo, con unas motivaciones de viaje tan distintas, al alcance de tantas personas, creo que es necesario evolucionar hacia un turismo responsable y regenerativo. Comprender el turismo como una herramienta de cambio y progreso.

Turismo responsable vs turismo sostenible

Ester: ¿Es lo mismo turismo responsable y turismo sostenible?

Paula: Generalmente se utilizan como sinónimos pero no lo son. En este artículo explico su diferencia. Básicamente, el turismo responsable es el compromiso con el viaje que abre un camino hacia la sostenibilidad.

El turismo responsable es ese compromiso hacia la meta final, que es el turismo sostenible en el tiempo. La sostenibilidad tiene en cuenta tres grandes cuestiones: la medioambiental, la económica y la social. Para conseguir sostenibilidad en esos tres ámbitos y generar impactos positivos, es primordial identificarnos primero con la figura de viajeros responsables.

Es turismo responsable es, en resumen, el camino hacia la sostenibilidad.

Cómo ser un turista responsable

Ester: ¿Cómo podemos ser más responsables y producir un impacto positivo cuando viajamos?

Paula: El mejor consejo para todas aquellas personas que quieren ser turistas responsables es informarse. La información es poder en todos los sentidos y a través de la misma podemos aprender a mejorar nuestro viaje, a tomar decisiones y actuar en lugar de reaccionar en el destino.

Algunos ejemplos que han ido apareciendo en el blog podrían ser: Conocer cómo operan los proveedores de servicios que contratamos (actividades, alojamientos o restauración), huir del efecto greenwashing*, comprometerse con el medioambiente y la población local. Entre muchas pautas de las que iremos aprendiendo.

*El ecoblanqueoecoblanqueamientolavado verde o lavado de imagen verde (estas dos últimas variantes procedentes del término anglosajón greenwashing, de green, verde, y whitewash, blanquear o encubrir) es una forma de una propaganda en la que se realiza marketing verde de manera engañosa para promover la percepción de que los productos, objetivos o políticas de una organización son respetuosos con el medio ambiente con el fin de aumentar sus beneficios. (Fuente: wikipedia)

Enseñando a través del ejemplo

Ester: ¿Qué acciones has cambiado personalmente en tu forma de viajar?

Paula: Antes viajaba de forma de forma diferente y todavía estoy en proceso de cambio, me queda mucho camino que recorrer porque cada día aprendo algo nuevo. El turismo responsable era un concepto con el que no estaba familiarizada. Sostenibilidad, RSC, ecoturismo…Poco a poco estos términos fueron tomando relevancia en mis decisiones y mi mente se abrió a un camino de curiosidad y aprendizaje para mejorar mi día a día y con ello, mis viajes.

Generalmente me limitaba a consumir el turismo que se ofrece sin entender el viaje como un intercambio mutuo en el que uno puede crecer y a la vez beneficiar al destino a nivel social, medioambiental o reducir el impacto de su huella ecológica.

Para mi viajar era y es disfrutar, una aventura, conocer, explorar, aprender, crecer…Viajar es algo que me encanta, eso no ha cambiado. La diferencia es que antes viajaba pensando en mí y en mi propio disfrute. Ahora intento cuidar más el destino y generar una relacion de afecto en el que ambos nos beneficiamos y crecemos en la misma dirección.

En quién debe recaer el peso del turismo responsable

Ester: ¿Tenemos los viajeros la responsabilidad de cambiar las cosas? ¿O debería de haber una mayor voluntad por parte de autoridades y organismos para conseguir un turismo más responsable?

Paula: La responsabilidad es de todos. Desde mi punto de vista, la culpa se ha dirigido siempre hacia las organizaciones que ofrecen turismo, pero hemos olvidado la parte que nos toca.

Nosotros tenemos un porcentaje absoluto de responsabilidad: Podemos decidir sobre nuestros hábitos y cambiar hacia lo que queremos ser. Por supuesto, las autoridades deberían asumir más riesgos para facilitarnos el camino como consumidores, pero no está en ellos la última palabra.

Manifestando una inquietud hacia el enfoque responsable daremos un toque de atención a todos los que integran la actividad turística. Por eso es importante la responsabilidad individual, tomando la iniciativa personal mediate el ejemplo para conseguir abrir un camino de conciencia hacia un turismo regenerativo y sostenible en el tiempo.


Fotografía de la portada obtenida en Freepik.es Foto de Fondo creado por freepik – www.freepik.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: