Dirigida por Woody Allen y ganadora del Oscar al Mejor Guión Original, Medianoche en París (2011) desarrolla su trama en tres épocas distintas, pero todas en la ciudad de París: el París actual, el de los años 20 y la Belle Époque. ¿Cómo es esto posible? El protagonista, Gil Pender, consigue transportarse a tiempos pasados sin ni siquiera proponérselo.

Sobre Medianoche en París

Gil, un escritor que viaja a París con su prometida, es un apasionado de la literatura que queda hipnotizado por la ville lumière y por los artistas que la ciudad acogió en el pasado: pintores como MonetDalí o escritores como Scott Fitzgerald o Ernest Hemingway. Además, es un soñador y un romántico: cree que debería haber vivido en el París de los años 20 y con la ciudad bajo la lluvia.

Medianoche en París
Escena de la película Medianoche en París

-¡Esto es increíble! No hay ciudad como esta en el mundo, nunca la hubo.

Parece como si nunca hubieras venido.

-No vengo lo suficiente, ese es el problema. ¿Te figuras lo super-alucinante que es esta ciudad bajo la lluvia? Imagínate esta ciudad en los años 20, París en los años 20 bajo la lluvia, con sus pintores, escritores…

La película muestra algunos de los espacios de menor renombre de la ciudad pero igual de encantadores que el resto, dándonos la posibilidad de conocer rincones que hasta ahora pasaban desapercibidos y que hemos comenzado a mirar con otros ojos, lugares mágicos como las escaleras de la iglesia de Saint Étienne du Mont, donde cada medianoche Gil espera al toque de las campanas para subirse a un coche antiguo que le lleva a los años 20. Seguir los pasos de Gil Pender es una opción de recorrido para aquellos que hayan visto la película y que quieran rememorarla en primera persona.

Casa de Claude Monet

La primera escena de la película tiene lugar aquí, en la casa de Claude Monet, pintor impresionista. Esta casa se encuentra en Giverny, a 70 kilómetros de París y el estanque que aparece en la película le sirvió en muchas ocasiones de inspiración en sus propios cuadros.

¿Te gustaría conocer Giverny? Visita Giverny desde París.

Palacio de Versalles

Los impresionantes jardines de Versalles también forman parte de las primeras escenas de la película. En cuanto al palacio, Versalles tuvo un gran papel en la historia de Francia y su visita siempre es imprescindible. Una de las escenas finales de la película tiene lugar en la sala de los espejos.

“La idea errónea de que un periodo de tiempo distinto es mejor que el que vivimos…ese es el fallo de la imaginación romántica, de esa gente a la que le cuesta enfrentarse al presente»

Visita guiada del Palacio de Versalles con transporte incluido.

Place Vendôme

Su aparición en la película es muy breve, de hecho podría ser difícil de reconocer si no fuera por la tienda de joyas tan reconocida que muestra la cámara: Chopard. Inez, la prometida de Gil y que proviene de una familia acomodada, ojea el escaparate pensando en el anillo de su próxima boda.

Museo Rodin

El Museo Rodin es menos transitado que otros museos como el Louvre y más acogedor, lo que no le resta interés. La zona ajardinada aporta una tranquilidad que hace al museo singular.

En este escenario se produce una de las escenas más llamativas de la película: el «pedante» Paul, que acompaña a la pareja de prometidos junto con su mujer, discute con la guía turística sobre la vida privada de Rodin.

– Gran parte del trabajo de Rodin estuvo influenciado por su esposa Camille.
– Sí lo fue, pero Camille no era su esposa sino su amante.
– ¿Camille? No.
– Sí, Rose era su esposa.
– Nunca estuvo casado con Rose.
– Sí lo estuvo, Durante los últimos años de su vida.
– Creo que se equivoca.

Rue Rivoli

Gil acude con su prometida y la otra pareja de amigos a una cata de vinos que tiene lugar en la terraza del Hotel Le Meurice, en la calle Rivoli, frente a las Tullerías.

Torre Eiffel

La Torre Eiffel aparece también de fondo durante la cata de vinos del Hotel Le Meurice. Aunque su papel es muy breve en la película, de algún modo tenía que aparecer el gran símbolo de la ciudad.

Conoce todos los entresijos de la Torre Eiffel

Iglesia de San Étienne du Mont

Al salir de la cata de vinos, Gil decide marcharse sólo al hotel dando un paseo, pero se pierde y termina sentado en las escaleras de una iglesia: Saint Étienne du Mont.

Situada en el barrio latino, esta iglesia se encuentra en una zona poco transitada próxima a la Sorbona y al Panthéon y por suerte no recibe grandes masas de turistas, haciendo que el lugar sea más especial.

Es en estas escaleras cuando, a medianoche y con el toque de las campanas, aparece un coche antiguo lleno de personas que invitan a Gil a acompañarles a… los años 20.

Medianoche en París
Esperando el coche que me llevaría a los años 20

Marché aux Puces de Saint-Ouen

Tras su segunda noche en la noche de los años 20, Gil e Inez visitan el “Mercado de las Pulgas” de Saint-Ouen, principalmente de antigüedades, que forma parte de la faceta más desconocida de París.

Museo de l’Orangerie

En este museo, mientras las parejas admiran una obra de Pablo Picasso, Gil, que le ha conocido la noche anterior, intenta corregir al sabelotodo Paul:

Aquí está el maravilloso Picasso. Si no estoy equivocado, de su amante francesa Medeleine Bissau en los 20.
– Paul, ahí estás equivocado.
-¿En serio?
– Si no estoy equivocado, este fue un fallido intento de capturar a una joven francesa llamada Adriana de Bordeaux, si no estoy equivocado, quien vino a París a estudiar moda, para el teatro y estoy seguro que tuvo una aventura con Modigliani, después con Bernat, que fue como Pablo la conoció, Picasso. Lo que no entiendes de este retrato, es la sutileza de su belles, era hermosa.

Sacre Coeur

Gil y Adriana, la chica a la que conoce en los años 20, dan un paseo por la noche parisina, bajando las inconfundibles escaleras del Sacre Coeur.

Tour gratuito por Montmartre

Río Sena

Siguiendo su paseo, Gil y Adriana llegan hasta la orilla del Sena, aunque no es la única vez que aparece durante la película. Gil compra un libro en los puestos de color verde situados en las orillas.

Paseo en barco por el Sena

Plaza Juan XXIII

Esta plaza semi escondida detrás de Notre Dame es uno de los rincones más bonitos y al mismo tiempo desconocidos de París. Aquí, Gil se reúne con la guía del Museo Rodin para que le traduzca un libro que habla sobre Adriana.

Shakespeare and Company

Como buen amante de la literatura y escritor, Gil visita una de las librerías más antiguas de la ciudad, especializada en literatura inglesa: Shakespeare and Company.

Puente Alexandre III

La escena final tiene lugar en el puente Alexandre III, sin duda uno de los más llamativos que cruzan el Sena.

Nuestro protagonista, Gil, termina abriendo los ojos respectos a varias facetas de su vida y decide quedarse en París. Pasea sin rumbo fijo atravesando el Puente Alexandre III y en ese momento, se encuentra con una persona a la que ha conocido anteriormente y a la que, casualidad, también le parece que París es más bonita bajo la lluvia.


Si eres una enamorada de París como yo, espero que disfrutes de esta ruta de Medianoche en París y te invito a leer más sobre esta gran ciudad si aún no la conoces:

Qué ver y hacer en París: los lugares imprescindibles

París alternativo: lugares menos turísticos que debes conocer

Consejos para viajar a París sin preocupaciones

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: