¡Hola viajera! Si estás pensando en viajar a Marrakech y solo cuentas con un par de días no te preocupes, porque es tiempo suficiente para conocer lo esencial de la ciudad. En este artículo te propongo todo lo que puedes ver y hacer en Marrakech en un fin de semana.

✅ Antes de viajar a Marrakech, no olvides hacerlo con seguro de viaje: Aquí puedes disfrutar de un 5% de descuento con seguros Heymondo

🌐 Consigue tu tarjeta SIM con 5% de descuento con el código ESTERTRAVELLER

Free tour por Marrakech

Cada vez que viajo a un lugar nuevo, opto por realizar un «free tour» o tour gratuito por varias razones: Me parece la mejor forma de conocer los detalles que por mi misma no sabría y de la mano de un local que conoce la ciudad mejor que nadie. Además, es una actividad ideal para conocer Marrakech en un fin de semana.

En este tour gratuito por Marrakech, los guías se encargarán de ponerte en contexto en cuanto a la cultura e historia de Marruecos, así como de la religión musulmana, algo que te vendrá muy bien para poder entender el desarrollo de la vida en Marrakech.

Esta visita recorre las calles de la Medina, los zocos y edificios como la Koutoubia, la plaza Jemaa El-Fna, el Palacio de la Bahía, etc. El guía te introducirá en el mundo de las especias, hierbas y los productos cosméticos naturales de Marruecos.

📌 Si viajas en grupo, echa un vistazo a este tour privado por Marrakech que te resultará más económico dependiendo del número de personas.

Callejeando por Marrakech

Palacio de la Bahía

Muchos comparan el Palacio de la Bahía a la Alhambra de Granada y es cierto que el estilo de los patios recuerdan mucho a los de la Alhambra. El precio de la visita son 70 dirhams (unos 7€ aproximadamente) y como te comentaba antes, los tours gratuitos suelen incluir una parada para la visita del Palacio.

Palacio de la Bahía

Plaza Jemaa-El-Fna

El centro neurálgico de Marrakech es la plaza Jamaa el Fna, que raramente verás vacía (incluso hasta altas horas de la noche). Vendedores de todo tipo de productos se concentran aquí y pondrán todos sus esfuerzos en que compres algo (bienvenido a la cultura del regateo). Por la noche siempre suele haber música e incluso algún espectáculo que reúne a los curiosos.

Encantadores de serpientes en la plaza Jemaa-El-Fna

Mezquita Koutoubia

El minarete de la mezquita Koutoubia es lo más visible de Marrakech y se encarga de llamar a la oración cuando toca. La entrada a no musulmanes está prohibida pero al menos es posible disfrutar de su arquitectura islámica desde el exterior.

Minarete de la mezquita Koutoubia

Jardines de Majorelle

Estos jardines, propiedad hoy en día de Yves Saint Laurent, son un buen sitio para perderse entre multitud de plantas y vegetación, marcado además por los colores y el estilo bereber.

📌 La entrada cuesta 75 dirhams (unos 7,5€) y cuidado porque los fines de semana se forman grandes colas.

Tumbas Saadíes

Estas tumbas del siglo XVI constituyen uno de los monumentos más visitados de Marrakech donde destacan los mosaicos que las decoran. Aquí descansan los cuerpos de los guerreros y servientes de la dinastía Saadí, así como el sultán Ahmad al-Mansur y su familia. La entrada cuesta 70 dirhams (7€).

Perderte por los zocos en Marrakech

Los zocos de la Medina son sitios ideales para perderte entre aromas, artesanía, hierbas, cosmética, pigmentos y sobre todo mucho color. En Marruecos, el regateo forma parte de la cultura por lo que tendrás que acostumbrarte a negociar el precio de casi todo lo que quieras comprar.

Los zocos son el lugar ideal para saciar tu curiosidad ya que los vendedores siempre están dispuestos a enseñarte todo, darte a probar y explicarte qué es cada cosa.

ℹ️ Algo que descubrí en mi último viaje es que las puertas de acceso a los zocos de la Medina cierran a las 10 de la noche. Durante el día las callejuelas de los zocos sirven para llegar a cualquier lado pero a partir de esa hora, con las puertas cerradas, debes buscar un camino alternativo.

Disfrutar de un Hammam

Disfrutar de un Hammam tradicional puede ser una experiencia de inmersión total en la cultura marroquí. En Marrakech encontrarás dos tipos de Hamman, el tradicional y uno más «turístico».

El Hammam tradicional tiene su origen en un ritual de purificación espiritual, donde se combina el agua caliente junto con la exfoliación profunda del cuerpo. Este hammam es practicado por los locales al menos una vez por semana y difiere un poco del hammam turístico.

En Marrakech se han desarrollado los hamman más turísticos que son más parecidos a los spas occidentales, con instalaciones más cuidadas y mayor variedad de tratamientos o masajes. Disfrutar de un baño y masaje en un hamman spa puede ser una experiencia relajante y a la vez muy económica.

📌 Yo disfruté de esta experiencia en Fez y sin duda la repetiré cuando tenga la ocasión de volver a Marruecos.

Alojarte en un Riad (y mi recomendación personal)

A la hora de buscar alojamiento en cualquier ciudad de Marruecos, te recomiendo optar por un riad: Se trata del edificio clásico de Marruecos que cuenta con un patio central con una o varias fuentes, desde el cual se tiene acceso a las distintas habitaciones.

La arquitectura árabe marca la estética del edificio y del interior de las habitaciones. La mayoría de los riad suelen incluir en el precio un desayuno típico marroquí y es muy común que a cualquier hora te ofrecezcan tomar un té.

🏨En Marrakech te recomiendo el Riad Alqimam, dentro de la Medina y muy próximo a todos los puntos de intererés. El desayuno está incluido y el dueño del mismo es super atento y agradable. Y si viajas en plan mochilera, buscas algo más económico y no te importa compartir habitación, el Riad Dar Sahrawi es otra buenísima opción, también con desayuno incluido.

Disfrutar de la gastronomía marroquí

Una de las cosas que más disfruté durante mi estancia en Marrakech fue sin duda la gastronomía. Platos absolutamente deliciosos: tajines, cuscús, kefta, dulces marroquíes…

En cualquier sitio encontrarás precios muy económicos y quedarás más que saciado. Por las calles también verás puestos ambulantes de comida para llevar o calmar tu estómago con urgencia, como empanadillas rellenas de arroz, pollo o vegetales.

📌 Mi recomendación personal, y el lugar al que voy cada vez que piso Marrakech es Café Babouche.

Callejear por Marrakech

Explorar las calles de Marrakech sin rumbo fijo es una muy buena forma de observar de cerca la cultura. Entablar conversación con cualquier local es bastante sencillo y en general son bastante amigables. En mi último viaje, gracias a la curiosidad entramos en el lugar donde se estaba cociendo pan y no tuvieron ningún problema en tenernos de espectadoras e incluso explicarnos el proceso.


Más información para viajar a Marrakech/Marruecos

✈️Encuentra tu vuelo a Marrakech con Skyscanner

📌Aquí te cuento mi experiencia en Marrakech, los choques culturales, las sorpresas que me trajo el viaje y mucho más.

2 comentarios

  1. Desde luego hay que ir preparadas para el regateo pero agradecí mucho que el idioma no supuso un problema. En muchos de los puestos o tiendas, además de francés hablaban castellano también. ¡Un alivio la verdad!
    Estuve en esa ciudad un par de días.. ¡No cambiaría ni un minuto de ese viaje! Marrakech compone la pura esencia del país. Fue la ciudad ideal para experimentar Marruecos en un fin de semana. Lo recomiendo!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *