Cada vez que viajamos traemos con nosotros una experiencia que nos va a acompañar en la memoria durante mucho tiempo, sobre todo si ha sido positiva. El lugar que elegimos para dormir tiene mucho peso en dicho recuerdo: el momento de descanso es esencial para todo viajero y a nadie le gusta pasar la noche en un lugar desagradable. Por eso, hoy te cuento algunos tips que necesitarás para elegir un buen alojamiento y no arrepentirte de tus elecciones.

Decide qué tipo de alojamiento quieres

Antes de nada, debes tener cierta idea de qué tipo de viaje quieres en función de dos factores principales:

  • Tu presupuesto.
  • El tipo de experiencia que quieres vivir.

Tu presupuesto será clave a la hora de elegir un buen alojamiento. Normalmente, cuanto mayor es el mismo, mejores alojamientos puedes encontrar. Pero que esto no te desanime: también existen los lugares de calidad por muy poco dinero.

En cuanto al tipo de experiencia, todo depende de cómo quieras orientar tu viaje: Si quieres vivir la aventura de tu vida e interactuar al máximo en el destino, entonces deberás buscar campings, albergues, hostales o experiencias de mayor contacto con locales como couchsurfing, que suelen conllevar un presupuesto mucho más bajo que los clásicos hoteles. Si por el contrario, quieres ir a lo seguro y cómodo, te interesará más un apartmento o un hotel.

Elige tus preferencias

Una vez elegido el tipo de alojamiento, debes centrarte en tus preferencias. Estas son algunas de ellas y van a influir a la hora de elegir un buen alojamiento:

  • Ubicación : Más lejos/ más cerca de los puntos que te interesan.
  • Conexión: Bien/mal comunicado con el centro o con el aeropuerto.
  • Servicios: Desayuno incluido, piscina, spa, parking gratuito, taquillas para el equipaje, recepción 24 horas, etc.

Dónde buscar alojamiento

Son muchísimas las web donde puedes encontrar alojamiento, algunas más generales y otras más especializadas. Aquí te traigo las que yo suelo utilizar:

  • Booking: Ofrece desde hoteles de todas las categorías hasta albergues, hostales, campings o casas de huéspedes.
  • Airbnb: Enfocado en apartmentos, casas privadas y habitaciones dentro de una propiedad.
  • Couchsurfing: Ideal para los viajeros más aventureros. La idea es compartir casas con locales en el destino.
  • Trusted House Sitters: Alojamiento en casas privadas a cambio de cuidar de las mascotas que allí viven.

Estas sólo son algunas de las muchas plataformas que existen. También puedes hacer una búsqueda inicial a través de Skyscanner (en la pestaña hoteles), que compara distintas webs de alojamiento y te ayuda a encontrar el mejor precio.

Lee las opiniones

Si hay algo que tenemos que agradecer desde que Internet existe, es tener acceso a las opiniones de otros viajeros. Leer estas experiencias es clave para elegir un buen alojamiento. Plataformas como Booking o Airbnb son muy fiables en cuanto a opiniones de viajeros ya que solo permiten comentar a aquellos que han reservado y disfrutado sus estancias.

A través de las opiniones es realmente fácil darse cuenta de lo que vas a reservar, aunque a veces la cantidad de opiniones puede ser abrumadora, por lo que te recomiendo parar y pensar:

  • ¿Hay más comentarios positivos que negativos? Es muy probable que estés yendo por el buen camino.
  • ¿Hay algunos comentarios negativos? Es importante distinguir una queja fundamentada de una provocada por detalles que no deberían ser importantes. En este caso, tu decides que es importante para ti.
  • ¿Hay más comentarios negativos que positivos? Te lo están diciendo a gritos. ¡Huye!

Hacer feliz a todo el mundo es realmente complicado, por lo que es dificil encontrar un alojamiento con el 100% de los comentarios positivos.

habitacion de un alojamiento en Grecia

Puntuación de los alojamientos: qué tener en cuenta

Además de los comentarios de antiguos huéspedes, la puntuación es un aspecto clave para elegir un buen alojamiento. Prácticamente todas las plataformas de búsqueda de alojamiento tienen su propio sistema de puntuación. Booking, por ejemplo, trabaja con la puntuación de 0 a 10, mientras que Airbnb lo hace del 0 al 5.

Cómo elegir un buen alojamiento en función de la puntuación

Por experiencia propia, mi recomendación es que para Booking busques siempre una puntuación mayor de 7. Para Airbnb, lo ideal es una puntuación superior a 4. Aún así, debes observar:

  • La puntuación media: En algunos destinos (como París o Londres), si buscas un hotel barato en Booking, es complicado encontrar una puntuación superior a 7 (si es más alta lo más seguro es que los precios suban exponencialmente). Si no puedes aumentar tu presupuesto no te quedará más remedio que buscar el mejor alojamiento dentro de esa media.
  • Puntuación superior a 7: Si encuentras alojamientos con puntuación muy alta y de precio económico, es síntoma de que estás en un destino de calidad en cuanto a alojamiento (como mi querida Koufonisia).

En grandes ciudades a veces es difícil encontrar hoteles de calidad y económicos. En estos casos, si no quieres incrementar tu presupuesto, te recomiendo echar un vistazo a albergues. En mi caso he tenido muy buenas experiencias y he encontrado sitios muy limpios y realmente agradables.

Mi tip personal: Fotografías del baño

Mi secreto para elegir un buen alojamiento esta en las fotos, pero no del alojamiento en general (que también), si no en las fotografías del baño. Cada uno tenemos nuestros estándares de calidad (o manías). Para mi, el factor baño es esencial. Si el alojamiento no ofrece fotos del baño lo más seguro es que nunca lo llegue a reservar. Si el baño tiene una pinta horrible, seguramente optaré por otro sitio. Puede sonar a tontería pero, por mi experiencia viajando, el estado del baño refleja si es un buen alojamiento o no lo es.


Y hasta aquí, viajera, mis tips para elegir un buen alojamiento. ¿Tienes algún consejo que te gustaría compartir? Te leo en los comentarios 😉

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: