Dar el paso de viajar sola no es algo tan simple como puede parecer. Aunque algunas personas tienen mucha más facilidad que otras (por su personalidad, sus circunstancias personales…) nunca es tarde para ponerse a ello. Si aquí te contaba como dar los primeros pasos, en este post voy a mostrarte mis consejos para viajar sola: recomendaciones que he ido recopilando para las que os iniciáis en esta maravillosa actividad.

Consejos pre-viaje

A la hora de preparar tu viaje, una buena investigación acerca del destino es ESENCIAL si quieres evitar situaciones incómodas una vez llegues. Aquí te cuento algunas de las acciones que he llevado a cabo personalmente y que me han ayudado a viajar con más tranquilidad:

Infórmate al máximo sobre tu destino antes de partir.

Barrios más recomendados o zonas apropiadas para pasar la noche. Una buena forma de conseguir dicha información es unirte a grupos de Facebook de personas de tu país viviendo en ese lugar (tipo Españoles en Atenas).

Lee blogs de otros viajeros

Leerás experiencias distintas y sabrás de antemano lo que puedes esperar como turista/viajero. Además, conocer puntos de vista variados te ayudará a formar una imagen general en tu cabeza.

Viaja con seguro

Sobre todo para destinos lejanos o en los que se habla otro idioma. No supone muchísimo dinero y puede sacarte de un buen apuro, además de otras razones que puedes leer aquí. Yo siempre viajo con Mondo y de momento no tengo ninguna queja.

Por ser lector de este blog puedes disfrutar de un 5% de descuento en tu seguro Mondo.

Llega a tu destino durante el día

Aunque no siempre es posible por los horarios de las aerolíneas, es preferible llegar a tu destino con la luz del dia. Si llegas de noche, intenta encontrar la forma más rápida y segura de llegar a tu alojamiento.

Prepara información que puedas necesitar

Como números de teléfono que puedas necesitar (emergencias, policia, etc) y hoy en día, no te vendría mal tener localizados sitios donde puedas realizarte una PCR si fuera necesario. Lo más seguro es que acabes no usándolos, pero nunca está de más.

Lee historias que te inspiren

Para escuchar las historias tristes o argumentos tremendistas que te desanimen ya tienes a tus familiares y amigos, a los que les preocupa tu bienestar. No permitas que la gente cercana a ti te meta el miedo en el cuerpo, hay muchísimas historias de mujeres viajeras que te darán la fuerza necesaria para emprender tu viaje.

Lleva una buena guía de viaje

Por último, aunque no menos importante, te recomiendo hacerte con una buena guía de viaje con la que puedas ponerte al día con el contexto del destino, las costumbres o los aspectos culturales. Aquí encontrarás todos los números o webs que podrías necesitar como extranjero y otros datos de interés.

Te aconsejo las guías DK Eyewitness que puedes encontrar en muchas librerías o bien en Amazon si las quieres en inglés (son muchísimo más baratas que en español).

Consejos durante el viaje

Una vez has investigado todo lo investigable, es hora de conocer los consejos para viajar sola que necesitarás durante el viaje:

Lleva contigo una batería externa para el móvil

Lista para sacarte de imprevistos o situaciones en las que realmente necesitas utilizar tu teléfono. Cuando hablo de batería externa no hablo de las baratas que dan para una carga: merece la pena invertir un poco de dinero en una batería que te de mucho más que eso.

Por 20€ aprox., puedes encontrar baterías de calidad y de larga duración: compré la mía en Amazon y eso es lo que gasté. Llevo ya bastante con ella y funciona como el primer día.

Si viajas a destinos con temperaturas extremadamente bajas, como Islandia, agradecerás llevar una batería externa contigo ya que el frío provoca apagones en los teléfonos móviles, que no resucitan hasta que vuelves a estar en una temperatura “normal” o hasta que los enchufas a una batería externa.

Evita llevar objetos valiosos a la vista

No llamar la atención de ladrones o pickpockets es uno de los principales consejos para viajar sola. Conozco a unos cuantos viajeros que han sufrido robos de móviles por llevarlos en el bolsillo trasero o delantero del pantalón, sobre todo en el transporte público. Simplemente, procura llevar lo más valioso en un lugar menos accesible.

Aprende sobre regateo

En algunos países, sobre todo en mercados u otros tipos de negocios, es “normal” cierto intento de querer cobrar por encima del valor real. Infórmate sobre la cultura del regateo si viajas a lugares como Marruecos, por ejemplo. Al principio regatear puede resultar extraño si no estás acostumbrada, pero una vez le cojas el truco te sentirás como pez en el agua.

Duda de las personas que insisten demasiado en ayudarte

Sobre todo si es para llegar a algún sitio. Si de verdad desean ayudar sin malas intenciones, la manera de acercarse a ti será distinta y desde luego no te presionarán.

En lugares como Marrakech, muchos hombres insisten en ayudar a los turistas a llegar a cualquier parte, sobre todo si te ven consultando un mapa o el teléfono. La mayoría de las veces acaban pidiéndote dinero a cambio.

Apoya los negocios locales (con sentido común)

Muchas veces, como viajeras concienciadas, intentamos apoyar los negocios locales, como los mercados de calle. Te recomiendo elegir los puestos de comida en función de la forma en que tratan a los clientes o en si tienen los precios fijados. Otro plus es que tú mismo puedas escoger los productos asegurándote que estás comprando lo que deseas.

Si percibes que te cobran demasiado o que se inventan el precio sobre la marcha, lo mejor que puedes hacer es decir que no lo quieres finalmente o que has cambiado de opinión, dependiendo también de cómo veas la situación en ese momento.

Aprende las palabras básicas

No es necesario que te vuelvas loca por aprender un idioma completamente distinto al tuyo, pero aprender unas palabras básicas no te vendrá mal (saludos, si, no, gracias, por favor). En general a los locales les gusta que se haga un esfuerzo por hablar el idioma.

Conocer algo del idioma puede ayudar, también, a que no se aprovechen de tu condición de extranjero a la hora de comprar, sobre todo en mercados de la calle.

No lleves el móvil de la mano

Acostumbrate a no llevar el móvil de la mano consultando cosas innecesarias. Si estás siguiendo un mapa, intenta mirarlo cuando sea necesario, tratando de memorizar la ruta.

Sigue tu intuición

Uno de los consejos para viajar sola en el que siempre insisto, es seguir tu intuición y alejarte de las situaciones que te hagan sentir incómoda o insegura.

Siéntete bien al decir no

Al fin y al cabo es tu viaje, tu experiencia y no es tu obligación agradar a los demás.

Te cuento una experiencia personal

Durante mi etapa viviendo en Londres solía salir sola a conocer la ciudad. En más de una ocasión, entablé conversación con distintos hombres (por no querer ser antipática). Aunque la conversación siempre trataba sobre algún lugar o monumento de la ciudad, al final siempre terminaba apareciendo la motivación verdadera: la sexual. Con esto no digo que cualquier persona que quiera acercarse tenga esa intención.

Para experiencia contraria puedo nombrar mi primer viaje sola a Amsterdam, donde pasé una mañana con un viajero de Rumanía que también estaba solo. Conocimos algunos lugares emblemáticos de la ciudad y tras unas horas, decidimos seguir cada uno por su lado. No hubo segundas intenciones, fue simplemente compartir la experiencia con otro viajero.

Con el primer caso y, tras sucesos realmente similares aprendí a distinguir este perfil de “interesados” de lejos. Pasé de ser simpática y seguir una conversación que realmente no me apetecía ( y que sabía como acabaría) y aprendí a decir: quiero estar sola, gracias.

La clave está en observar

La observación es uno de los mejores consejos para viajar sola que puedo ofrecerte. Ser consciente de los lugares por donde vas, prestando atención a lo que pasa a tu alrededor sin olvidarse de disfrutar de la magia del viaje.

Relájate y disfruta

Es totalmente normal sentirse tensa las primeras veces viajando sola. Con el tiempo, esa sensación irá desapareciendo y empezarás a darte cuenta de las muchas ventajas de viajar en solitario. Y, más que ventajas, verás como al fin te sorprendes de lo que disfrutas y aprendes viajando así.

1 comentario

  1. Gracias por la guía y los consejos que nos das. Algunos de ellos ya los usamos, pero el resto los incorporaremos a nuestros hábitos; cuando podamos volver a viajar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: